Skip to Content

Cargas y abusos en la Plaza de la Cruz (Granada)

Comunicado elaborado ayer con motivo de la desproporcionada, violenta y denigrante acción que la policía ejerció el pasado viernes 23 en la plaza de la Cruz, en Cartuja (por encima de Ancha de Capuchinos). Se pide una concentración simbólica (simplemente asistir, charlar y estar agusto, no como una concentración típica) este mismo JUEVES 29 A LAS 18:00 H. para mostrar el rechazo a lo que está ocurriendo gracias a esta medida represiva. De nada sirve un discurso contra la ordenanza si cuando hay que actuar no nos comprometemos. Gracias de antemano.

COMUNICADO DE DENUNCIA FRENTE A LA SITUACIÓN ACONTECIDA EN LA PLAZOLETA DE LA CRUZ EL PASADO VIERNES 23 DE ABRIL

El pasado 23 de abril un grupo de vecinos y vecinas que actualmente viven y conviven en el barrio de la Cartuja, tenían planeado realizar una actividad vecinal en solidaridad con la situación que viven los vecinos y vecinas de la Casa del Aire y contra la especulación urbanística que estamos sufriendo en Granada.

La actividad había sido planteada de forma pacífica, intentando con ella no sólo mostrar su apoyo al conflicto de la Casa del Aire, sino también retomar una plaza -en este caso la Placeta de la Cruz- como espacio de charla, de difusión y de debate que propiciara el encuentro de las personas que allí vivimos. Con ello buscábamos apropiarnos de estos espacios que con el tiempo, las nuevas leyes y la transformación de nuestros barrios poco a poco estamos perdiendo.

Dado que la actividad estaba pensada para todas las vecinas y vecinos del barrio, decidimos acercarnos casa por casa de la mencionada placeta para hablar directamente con la gente que allí reside, para informarles e invitarles a la actividad. Todo ello haciendo explícito nuestro interés de realizarla bajo ciertas condiciones que contribuyeran a la participación de todos, el respeto de cada uno y la mejora de nuestro barrio. Para esto planteamos realizar nosotras mismas la limpieza de la plaza antes y después de la actividad, marcar un límite de horario (de 20:00 a 24:00h), señalar claramente que no se trataba de botellón, que era un evento para personas y no para mascotas, y que acondicionaríamos la plaza para los vecinos mayores (con sillas y facilitando su movilidad).

Tras realizar las visitas casa por casa nos dimos cuenta que en verdad la actividad tenía más sentido que antes: a las vecinas les llamó la atención la actividad, algunos confirmaron su asistencia, y sólo una de ellas nos comentó directamente su insatisfacción por no haberlo comentado a la asociación de vecinos, pues “son ellos los que deben decidir”. Algunos también plantearon si habíamos o no pedido permiso “por que ahora las cosas están muy diferentes y eso hay que comentárselo al ayuntamiento”. Ante esto, intentamos insistir en lo simple de la actividad, y lo justa y legitima que resulta por sí misma (como cuando la gente salía de su casa a encontrarse con sus vecinas y contarse como va la vida).

Así dispuesto y con la respuesta positiva por parte de los vecinos y vecinas, empezamos la difusión con carteles en las tiendas, panaderías, estancos, bares y demás comercios de nuestro barrio, explicando la actividad a realizar e invitando a que se acercasen. También decidimos buzonear casa por casa de nuestro barrio para que todos y todas pudieran enterarse y participar.

Ya llegado el día, nos acercamos a la Placeta de la Cruz una hora antes del comienzo de la actividad para poder acondicionar la plaza: barrerla, recoger la basura y las mierdas de perro ya habituales, acomodar las sillas para los mayores y tener todo listo para las presentaciones. Para sorpresa nuestra nos encontramos con un fuerte operativo policial: 4 furgonetas de policías con antidisturbios con casco, escudo y arma empuñada; perros policías revisando coches y azuzados ante aquel que pasara por en frente de ellos; y, para terminar, un par de trabajadores de la empresa INAGRA, requeridos por la policía para limpiar en profundidad la plaza, utilizando fuertes productos químicos como el Zotal.

Con todo este despliegue comenzó el festín represivo: identificaciones con amenazas de multas, miedo inducido para que los vecinos se retiraran a sus casas, llegaron a disparar hacia unas de las vecinas que se encontraban en su terraza y que abucheaban la actitud violenta de los policías. Mientras más gente llegaba observando atónita la desmedida actitud policial, ellos se dedicaban a perseguir y amedrentar a aquellos que intentaban documentar la situación con una cámara o con su móvil.

Viendo la situación intentamos dialogar con ellos –acción inocente e imposible de lograr- y luego preocupadas al ver la actitud de preparación para cargar asumida por la policía, invitamos a la gente a un sitio alternativo para hacer allí la actividad y evitarnos golpes innecesarios, ilegítimos e ilegales. Algunos fuimos a ver la actividad al lugar alternativo al que se trasladó; otros, frustrados y con la impotencia de no poder hacer, nos fuimos. El despliegue policial se mantuvo hasta ya entrada la noche, impidiendo que cualquier persona pudiera disfrutar de la plaza.

Ante los hechos sucedidos hemos decidido juntarnos y denunciar colectiva y públicamente la situación que se vivió y que se está haciendo visible hacia diferentes grupos y personas a lo largo y ancho de Granada. Los policías, amparados con la nueva ordenanza, diseñada para ser interpretada por lo agentes ejecutores de la ley, están actuando de forma violenta y represiva usando un arma peligrosa, en este caso contra nosotros y contra todo aquel que sea una molestia o amenaza para los intereses de los poderosos: sean instituciones, grandes comercios o grupos de poder. A través de esta ley de ordenanza y civismo nos quieren imponer una forma de relacionarnos, una forma de usar la calle y, lo peor de todo, una única forma de pensar y actuar basada en su discurso moral.

Cuando salimos a la calle a mostrar que pensamos diferente, a decir “no”, a oponernos contra aquello que no queremos o a hacer aquello que consideramos justo y legítimo, allí llegan con su discurso, que como ese día tildó a más de uno de “hippie sucio y lleno de pulgas” o “inmigrante que debería devolverse para su país” o de “okupas que no tiene para pagar pero si para armar juergas”. Estos discursos poco a poco se van asumiendo por la gente sin pensar más allá y terminan criminalizando a todo aquel que quiera pensar o hacer diferente. Son discursos que sólo señalan al diferente mientras genera al ciudadano correcto que no piensa ni habla por sí mismo y por el contrario consume y obedece a más no poder.

Queremos también mostrar nuestro disgusto por la situación en la que se encuentran nuestras calles y plazas. Solicitamos a los vecinos y vecinas -no al ayuntamiento, ni a la policía, ni al trabajador de limpieza- que nos apropiemos del cuidado de nuestros espacios. Es increíble que un día después de la bochornosa limpieza hecha por INAGRA y patrocinada por la policía, la placeta de la cruz esté convertida nuevamente en un campo de minas de caca de perros. La responsabilidad que debemos tener cada una de nosotras frente a nuestras acciones no depende de que la multa sea más grande o que la intimidación sea mayor, depende de nosotras mismas y del sentido que hallemos todas en nuestros actos. Por eso invitamos a los que convivimos en el barrio a asumir nuestras responsabilidades y cuidar nuestros espacios.

Por último queremos mostrar el respaldo y apoyo a las vecinas que fueron violentadas por la acción policial, a que continúen adelante con la denuncia a pesar de los intentos que hará la policía para denunciaros a vosotras, a decir “no” cuando no estén de acuerdo y a usar nuestras plazas y calles; vuestra reacción es para nosotras un sinónimo de que aún podemos construir colectivamente.

Agradecemos cordialmente, a todos y todas, vuestro apoyo y os invitamos el próximo jueves 29 de abril de 2010 a las 18:00h a hacernos presentes en la Placeta de la Cruz como acto de denuncia frente a la violenta acción policial y en un nuevo intento para encontrarnos y mostrar que las calles, las plazas y los barrios son nuestros.

POR NUESTROS BARRIOS…
POR NUESTROS VECINOS Y VECINAS…
POR NUESTRO DERECHO A DECIR NO…
POR NUESTRA LIBERTAD DE PENSAR Y ACTUAR…
¡SALIMOS A LA CALLE!

Cordialmente,

Algunos vecinos y vecinas del barrio de la Cartuja

(si estas de acuerdo con lo que hemos dicho, quieres plantear algo o decir lo que piensas, ¡acércate e invita a quien quieras!)”

ánimo

mucho ánimo y seguid así, es un gustazo verlos en evidencia, mostrar la verdadera cara autoritaria y violenta de su propaganda de postín

nuestros barrios no son centros comerciales

qué pasó ayer?

este año no vivo en granada pero sigo las noticias relacionadas con la lucha. no veo nada de como fue la concentración de ayer, ni tampoco me ha llegado ningún comunicado.por lo visto nuestras fuerzas de inseguridad no se quedaron quietos, nadie tiene información?